April 23, 2019
  • April 23, 2019
  • Home
  • cambio
  • Con ciencia ciudadana mejoran acoplamiento a cambio climático
Con ciencia ciudadana mejoran acoplamiento a cambio climático

Con ciencia ciudadana mejoran acoplamiento a cambio climático

By on March 1, 2019 0 20 Views


La selección de variedades de semillas mejor adaptadas al clima puede refinarse si son los propios agricultores quienes evalúan su rendimiento, utilizando sus parcelas como pequeños laboratorios experimentales.

 

Así lo muestra una investigación que reporta el uso de
ciencia ciudadana con el método “tricot” -comparaciones triádicas de
tecnologías– ideado por
Biodiversity International y puesto a prueba con sembríos de frijol global en Nicaragua, de trigo duro en Etiopía y trigo para hacer pan en la India.

evaluacion participativam frejoles by biodiversity.jpg

Semillas de frejol global fueron usadas en el examen en Nicaragua.

Crédito: Biodiversity International.

Según los resultados del estudio publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences, la décimo de los agricultores mejoramiento la selección de las semillas según cada clima.
 
Para evaluar el rendimiento de las variedades, cada uno de los casi 12 mil participantes recibió un paquete con 3 variedades asignadas al azar de una muestra más amplia de semillas.
 
“Cada agricultor compara solo tres cosas, para apoyar las cosas simples. Pero cada agricultor compara una combinación diferente, por lo que se pueden obtener resultados sobre un conjunto amplio de variedades de cultivos”, explica Jacob van Etten, autor principal del artículo.
 
La investigación realizó las pruebas a lo dilatado de distintas temporadas de siembra, obteniendo al final datos de 842 parcelas en Nicaragua, más de 1.000 parcelas en Etiopía y otras 10.000 en la India.

evaluacion participativa by biodiversity

En Nicaragua participaron 842 parcelas y actualmente se realizan pruebas similares en Guatemala, El Salvador, Honduras y Costa Rica.

Crédito: Biodiversity International.

Los científicos vincularon esta información con datos del clima y del suelo de cada región, y observaron una coincidencia entre el desempeño de las semillas y el conocimiento previo de estas. Con ello, se obtuvieron recomendaciones de uso de variedades según distintas zonas agroclimáticas.
 
Según Alma Piñeyro, quien trabaja en el Unidad de Producción Agrícola y Animal de la Universidad Autónoma Metropolitana Xochimilco, en México, lo novedoso del descomposición es que incorpora el clima no solo a escalera geográfica sino todavía temporal, para identificar qué variedades funcionan en ciertos lugares y cuáles podrían ser aperos en el futuro, durante varios ciclos de siembra.
 
Piñeyro considera que aunque esta metodología podría estilarse en países como México, serviría para esquemas de siembra en donde se adquieren nuevas variedades de semillas en cada ciclo, como en el caso de algunos tipos de frijol, pimiento, tomate verde y jitomate.

Cada agricultor compara solo tres cosas, para apoyar las cosas simples. Pero cada agricultor compara una combinación diferente, por lo que se pueden obtener resultados sobre un conjunto amplio de variedades de cultivos”.

Jacob van Etten, Biodiversity International.

“Pero no funcionaría en el caso de agricultores que tienen sus propias variedades nativas que siembran año con año, y que las van seleccionando para mejorar la acoplamiento”, como en el caso de muchos
cultivos de maíz.

 

En países como México, Ecuador y Perú, por ejemplo, los agricultores guardan sus variedades y las siguen usando, por lo que para ella habría que evaluar si el método tricot puede funcionar como auxiliar ya no exclusivamente para aumentar el rendimiento de los cultivos, sino para apoyar y diversificar variedades locales, al mismo tiempo que se escalan geográficamente los datos para hacerlos generalizables.

Una forma de soportar al futuro nivel la décimo ciudadana, agrega Piñeyro, es que los agricultores no sean solo recolectores de datos y observadores, “sino que formen parte de la toma de decisiones. Que desde el inicio [de un proyecto como este] se incluyan sus micción y motivaciones”, las cuales pueden incluir características de resistor o de tamaño de un espinilla determinado, y no exclusivamente sobre el rendimiento del cultivo.

evaluacion participativa, agricultor by biodiversity.jpg

La metodología tricot es muy realizable de usar por los agricultores, incluso con devaluación instrucción o analfabetos.

Crédito: Biodiversity International.

Según van Etten, el enfoque tricot podría reemplazar parcialmente o, en algunos casos, complementar herramientas que ya se usan en la contemporaneidad, como el mejoramiento de las variedades en el laboratorio.
 
El especie comenzó a usar el método en 2012 en la India y actualmente realiza otras pruebas similares en Guatemala, El Salvador, Honduras y Costa Rica con diversos cultivos, incluyendo frijol y trigo. El desafío, agrega, es que al menos 100,000 agricultores de diferentes países se vean beneficiados con este enfoque en un futuro cercano.
 
Aunque van Etten y sus colegas no han podido calcular aún el costo total de un estudio como este, asegura que usar el enfoque tricot es más de poco valor por cada agricultor que los métodos tradicionales.

Vea aquí como funciona el método Tricot.

Traducción vacío por el equipo regional de SciDev.Net de América Latina y el Caribe.


Enlace al estudio completo en Proceedings of the National Academy of Sciences.

estudiosybecas
Leave a comment