Skip to content Skip to sidebar Skip to footer

Históricamente, la celebración del Día Internacional de la Mujer, el día 8 de marzo de cada año, ha servido para conmemorar la décimo de la mujer en el incremento de la sociedad, en igualdad de derechos respecto al hombre. Pero las numerosas desigualdades por razones de existencias que se dan en prácticamente todos los países del mundo han convertido esta acontecimiento,
–celebrada por primera vez el 25 de marzo de 1911, extendiéndose a todo el mundo a partir de 1975–, en una movilización anual y mundial en ayuda y defensa de los derechos de la mujer como ciudadana. Un acto de reivindicación y protesta en presencia de el incumplimiento de la igualdad entre géneros, y todavía respecto a opciones sexuales que escapan a lo heteronormativo, que ha cobrado un renovado impulso de la mano de la nueva oleada feminista, espoleada desde el surgimiento en octubre de 2017 del movimiento MeToo. A continuación, y conscientes del importantísimo papel que juega la educación de las personas en el incremento y perpetuación de estas desigualdades, os apuntamos una serie de consejos para educar en y para la igualdad de derechos en el clase todos los días del año, y tanto desde el ámbito presencial como desde el digital.

 

La igualdad es un derecho (y una obligación)

Tribu, entorno social y/o digital, medios de comunicación, escuela… son solo algunas de las áreas de influencia en las que las personas nos formamos y que pueden desequilibrar la peso de la igualdad o, por el contrario, devolverle el consistencia perdido. Pero, en cualquier caso, nos ceñiremos aquí al ámbito educativo y, más específicamente, al docente, para la formación y el fomento de la igualdad genérica desde el clase, a partir de las siguientes estrategias:

  • Partid de la saco fundamental de que la formación en igualdad de existencias es transversal, y aplicable tanto a hombres como mujeres, pese a que son estas últimas, y con mucho, quienes sufren las consecuencias de su desaparición de forma más nociva y en ocasiones hasta mortal.
  • Haced autocrítica. Tened en cuenta vuestro importante papel como maniquí de conducta de vuestros alumnos y alumnas, especialmente cuando estos y estas se encuentran en edades muy tempranas. Los comentarios y actitudes que mostréis en materia de igualdad en presencia de vuestro alumnado pueden reafirmar o cuestionar determinados lugares comunes que hayan podido admitir a lo generoso de sus vidas.
  • Fomentad el respeto entre vuestros alumnos y alumnas, señalando y refutando las actitudes vejatorias por razón de existencias que podáis detectar en vuestras clases, aunque siempre a partir de la argumentación y el razonamiento. Si podéis hacerlo en presencia de todo el alumnado, mejor que mejor, aunque por motivos de tiempo posiblemente debáis echar mano del espacio de tutorías para poder pelear en profundidad y con los alumnos y alumnas implicadas, lo ocurrido en clase.
  • Aprovechad algunos de los fortuna que ofrezca la asignatura que impartáis en el clase para pelear sobre existencias e igualdad. La visualización de películas o fragmentos, lecturas de capítulos o libros enteros o, sencillamente, parte de la materia que deis en vuestras clases para cuestionar las injusticias en cuestión de existencias desde vuestras respectivas parcelas educativas.
  • Trabajad en equipo con el resto del profesorado del centro para resaltar las actitudes machistas que podáis detectar en vuestro alumnado. Acciones coordinadas en este sentido, que pueden incluso traducirse en un estudios por proyectos con la igualdad como tema de fondo, pueden convertir vuestro centro y la formación que se da en él en un entorno que respete la igualdad entre todo vuestro alumnado, independientemente de su existencias.

La lucha contra la desigualdad de existencias en tiempos digitales

Si el mentado movimiento MeToo tuvo entre sus grandes bazas la existencia de Internet para la propagación, de proporciones virales, de su denuncia del estado de las cosas respecto a la mujer y el acoso sexual al que muchas veces se ve sometida bajo diversas formas, todavía es cierto que la Red ha franco la puerta a nuevas formas de expansión del más arcaico sexismo machista. Lo que abre un nuevo frente en la lucha por la igualdad en la que podéis preparar a vuestro alumnado, a partir, entre otros, de los siguientes consejos:

  • Alfabetizad digital y mediáticamente a vuestro alumnado. Internet y las Redes Sociales (RRSS) son hoy una nueva forma de relacionarse que puede escapar a la aspecto y control de adultos capaces poner en cuestión actitudes y modelos que confunden, entre otros, machismo con popularidad, y coito con control y sometimiento.
  • Formad a vuestros alumnas y alumnos en la detección del acoso digital por razón de existencias. Al respecto, os recomendamos tratar en el clase los principios que permiten detectar esta forma digital pero igualmente nociva de violencia machista y que podéis encontrar en páginas web como la de la Delegación del Gobierno Contra la Violencia de Apartado.
  • Valeos de los principios de netiqueta para fomentar el respeto en las relaciones digitales de vuestros alumnos y alumnas. Aunque muchos de ellos y ellas puedan darle un valencia diferente, fomentar el desprecio de existencias en plataformas digitales como RRSS es equivalente a hacerlo en la vida verdadero, siendo ambas acciones igualmente condenables.

¿Qué estrategias y metodologías seguís en vuestras clases para fomentar la igualdad de existencias? Compartid vuestras experiencias con nosotros y nosotras y este post con vuestros contactos.

Para retener más:

Artículo: Educación, existencias e igualdad de oportunidades, por Carmen Jiménez Fernández.

Artículo: Dictamen de la civilización de existencias en educación; actitudes del profesorado con destino a la igualdad, por Mª Ángeles Mesto Catalán, Rafael García Pérez, Joaquín Piedra y Luisa Vega.

Video: TEDxTalk: ¿Somos o no somos? Equidad de existencias en educación, por Valeria Lentini.

Show CommentsClose Comments

Leave a comment