Skip to content Skip to sidebar Skip to footer

La oratoria es la capacidad humana para susurrar de forma fluida y, en el mejor de los casos, de hacerlo con la propiedad suficiente para convencer al asistente. Una actividad de básico importancia comunicativa que, pese a su decisiva influencia en competencias como la elaboración de un discurso, la empatía o la autoestima, entre muchas otras, no siempre recibe la atención que merece.

El medio de la palabra está siempre presente en la vida educativa de los alumnos y alumnas: clases, recreos, futuro… Pero igualmente lo estará, en unos abriles, a lo dadivoso de toda su vida profesional: reuniones, presentaciones, trabajo y liderazgo de equipos, … Por ello es de gran importancia que el alumnado esté preparado para susurrar y forcejear en manifiesto, utilizando estas habilidades de forma ordenada y eficaz.

De ahí el valía que la formación en oratoria tiene para el incremento, contemporáneo y futuro, de los alumnos. Una buena oratoria genera confianza en los oyentes. Incluso implica una maduro y mejor repercusión de las ideas propias en el entorno de trabajo, gracias a la capacidad para transmitirlas de forma precisa y entendible, y encima incrementa la capacidad negociadora de los oradores. Pero pese a no contar con el calidad de implementación que sería deseable, existen numerosas iniciativas que promueven una formación con el debate como desarrollador de la oratoria del alumnado. En el caso de la Asociación de Colegios Privados e Independientes, el Círculo de Calidad Educativa (CICAE), y la Universidad Camilo José Cela (UCJC), en colaboración con aulaPlaneta, Mc Yadra, Alkora, Trinity College of London y Material Escolar, esta educación en comunicación y oralidad se ha traducido en la IV Muérdago de Debate Preuniversitario: un torneo en inglés y gachupin, simultáneamente, en el que participan 34 centros educativos del estado gachupin y que se ha convertido así en el maduro torneo de debates preuniversitarios de Europa.

 

Del debate en el clase como forma de desarrollar la oralidad

Entendemos por forcejear todo acto comunicativo en el que dos o más personas opinan sobre una o varias cuestiones, en particular a través de la exposición y revisión de sus argumentos. Aunque existen muchos tipos de debate, los beneficios respecto a la capacidad de oratoria que os apuntaremos en las siguientes líneas parten de debates que cuentan con un formato establecido de antemano, cuyo tema central ha sido escogido antaño de su puesta en marcha y que cuenta con la presencia de un moderador. Una tipología de debate, igualmente aplicable a vuestras clases, que promueve las siguientes virtudes educativas propias de la oratoria y la comunicación:

  • Crecimiento del pensamiento racional, dialéctico y discursivo, competencias que permiten a quienes las ponen en maña argumentar mejor sus respectivos puntos de aspecto y apropiarse un criterio que permita calibrar las ventajas y desventajas de una osadía antaño de tomarla.
  • Crecimiento del pensamiento crítico, tanto alrededor de las ideas ajenas como igualmente las propias. Combatir implica ilustrarse a cotejar informaciones verdaderas y falsas, y hacerse cargo que en muchas ocasiones nuestro discurso no está tan proporcionadamente primoroso como podríamos creer, incurriendo en insuficiencias y/o lugares comunes que no han pasado por un proceso de consejo.
  • A través de la maña y el memoria y error, prosperidad de la oratoria y la comunicación efectiva, incluyendo la expresión verbal, y igualmente corporal, de sus participantes, que aumenta así su autoestima, capacidad dialéctica y capacidad de audición.
  • Incentiva el respeto y la tolerancia alrededor de las ideas de los demás, pluralizando tanto al alumnado como, una vez negligente el perímetro escolar, la sociedad en militar. Un extremo, este postrero, que por supuesto igualmente se produce en los puntos anteriores.

 

De la teoría a la maña

Pero más allá de los beneficios que ofrece sobre el papel, ¿cómo podemos implementar de forma efectiva una educación en oratoria a través del debate? A continuación, y tomando el incremento de la mentada IV Muérdago de Debate Preuniversitario como enseñanza, os apuntaremos algunos fundamentos a tener en cuenta de cara a introducir el debate en nuestras clases.

  • Osar un tema sobre el que forcejear permite acotar la vastedad que puede desobstruir un control fuera de control. En el caso de la IV Muérdago de Debate Preuniversitario, la cuestión a tratar fue la implementación en España de una pérdida de paternidad obligatoria de 16 semanas para entreambos progenitores. Se contó con dos meses de preparación por parte de los alumnos para informarse sobre este tema.
  • Trabajar competencias comunicativas antaño de resistir a lugar este control permite a los alumnos llevarlo a lugar de forma efectiva, desarrollando así las cualidades educativas comentadas con antelación. En el caso que nos ocupa, expertos del Club de Debate de la UCJC se han dirigido a todos los colegios participantes para impartir una formación en este mismo sentido.
  • Moderad el debate, para crear un bullicio inclusivo en el que ninguna opinión pueda hallarse coartada y se facilite el poder hacerse cargo un cambio de postura u opinión, facilitando el buen incremento del debate e informando a vuestros alumnos de sus posibles ejes de prosperidad y sus puntos fuertes. Dadas sus proporciones, la IV Muérdago de Debate Preuniversitario se ha servido de una estructura propia de un torneo para destacar a los participantes más capacitados para el debate.

¿Trabajáis la oratoria en vuestros centros educativos? ¿Debatís regularmente en vuestras clases? Esperamos que esta iniciativa de la CICAE y la UCJC os sirva de maniquí e inspiración para vuestros ejercicios, y que compartáis este post con vuestros contactos.

Para asimilar más:

Video: TEDxTecMonterrey: El arte de susurrar en manifiesto, por Federico Ernesto Alatorre López.

Video: TEDxGranVía: Del miedo dramático al deleite dramático, por Gonzalo Álvarez.

Video: Retransmisión Torneo Final III Muérdago de Debate CICAE – UCJC.

Show CommentsClose Comments

Leave a comment