Skip to content Skip to sidebar Skip to footer

¿Qué es No Bully?
Somos una ordenamiento sin fines de rendimiento, que nos dedicamos a erradicar el bullying y el cyberbullying en todo el mundo.

 ¿Cómo nació la ordenamiento?
Puse en marcha el plan al detectar que las escuelas tienen dificultades para contender con este problema y, frente a esta situación, decidí aportar soluciones para erradicar el bullying. Otro de los factores determinantes para la creación de No Bully es mi experiencia personal en la etapa escolar, ya que sufrí en primera persona este tipo de prácticas.

 ¿Qué actuaciones realiza su ordenamiento?
Principalmente nos centramos en dos áreas. En primer sitio, enseñamos a los centros educativos a crear escuelas libres de bullying. Para ello, formamos a los maestros mediante talleres para que puedan afrontar la problemática, en los que todavía involucramos a los padres. El objetivo  es capacitar al centro para que pueda convertirse en una escuela verdaderamente inclusiva, lo que ayuda mucho a preparar el bullying y el aislamiento. Por otra parte, desde nuestra ordenamiento impulsamos campañas para concienciar a la multitud y promover la sensibilización respecto a este tema.

 ¿Nos puede poner algún ejemplo sobre las campañas que impulsan?
La campaña más importante que hemos puesto en marcha hasta la plazo es la que llamamos “The power of 0”. Esta campaña aspira a enseñar a los niños desde pequeños a cómo deben convivir en un mundo conectado a Internet. Actualmente hay mil millones de niños menores de ocho primaveras que ya están conectados. El problema es que no les estamos enseñando las habilidades necesarias y los títulos para resolver esta verdad. Es muy importante incidir en estas prácticas desde pequeños, ya que a medida que crecen la exposición es cada vez veterano, y las posibilidades de sufrir ciberbullying crecen exponencialmente.

 ¿Es el bullying poco presente en todas las sociedades?
Es poco que sucede en todo el mundo. UNICEF ha difundido datos que apuntan que un tercio de los adolescentes sufre acoso escolar. Esta guarismo, en realidad intranquilizante, es todavía superior en África y Medio Oriente, en cuyos países pueden lograr a afectar a más del 50% de los jóvenes.

¿Cree que los colegios dan todo el apoyo e información necesaria?
Existe mucha disparidad en el trato del bullying por parte de las escuelas. Algunas en realidad no funcionan, sin retención todavía hay otras que se preocupan por crear una civilización afable, cálida e inclusiva en su centro. En cualquier caso, en la mayoría de centros educativos no es un tema prioritario, ya que se enfrentan a otros desafíos que consideran más importantes.

¿En EEUU se alcahuetería mejor esta problemática en los colegios de lo que se hace en otros países?
En Estados Unidos se hace un buen trabajo abordando el bullying, y la modo de tratarlo está mucho más destacamento que en la mayoría  de países. En el caso de España, por ejemplo, no se sabe muy aceptablemente cómo denominarlo y lo acaban referenciando como acoso escolar, una descripción que genera confusión, ya que no define el término como debería. En muchos países todavía queda mucho trabajo por hacer y es fundamental ofrecer a los profesores una veterano formación y que le dediquen tiempo, ya que si no es así, resulta inverosímil desarrollar habilidades y la concienciación necesaria para enfrentarse al problema.

 ¿Cuándo en realidad sabemos que estamos frente a un caso de bullying?
Los niños están profundamente angustiados por la intimidación y lo transmiten a través de la expresión de su cara y el cuerpo. La tienen interiorizada y se puede detectar con detalles cómo que rehúyen las miradas. Es una situación difícil, pero mediante la observación se pueden revelar los primeros síntomas de los casos de bullying. Evidentemente, la mejor forma para descubrirlo es hablarlo directamente con los afectados y que sean capaces de manifestar sus sentimientos.

 ¿Cómo deben comportarse los profesores cuando detectan un caso de bullying?
Todos los maestros, para comportarse de forma correcta, deben hacer dos cosas. La primera es frenar cualquier tipo de intimidación y, la segunda, atender a sus alumnos. Deben ser muy estrictos a la hora de evitar pequeños detalles irrespetuosos que pueden suceder en un cátedra, aunque inicialmente puedan parecer insignificantes, ya que pueden rematar convirtiéndose en casos de bullying. Y si se alcahuetería de algún caso con historial de bullying, el profesor debe tomarse todo el tiempo necesario para murmurar con los estudiantes luego del colegio. Deben preguntar a los posibles afectados si están aceptablemente, y a los otros compañeros si han detectado signos de tristeza o angustia en su compañero. Adicionalmente de murmurar, si se detecta una situación conflictiva, hay que ofrecer ayuda de inmediato.

 ¿Es importante que los padres se involucren en combatir el bullying?
Los padres juegan un papel fundamental, ya que es muy importante que eduquen a sus hijos haciéndoles entender que hay multitud muy diferente en el mundo, y que los deben aceptar tal y como son. De esta modo, se implanta en ellos una civilización mucho más inclusiva que hace que acepten a todo tipo de niños, y les fomentas a que sean mucho más propensos a ayudar a los niños que son “un blanco acomodaticio” para el bullying. Esta modo de educar es muy importante que se aplique todavía en los colegios, para que  padres y escuela vayan en la misma vírgula.

¿Cómo los adultos podemos difundir confianza para que los más pequeños expresen sus problemas?
La mejor modo es ser empáticos. Se alcahuetería de tomarse el tiempo necesario para darse cuenta del estado de talante del peque, y asimilar qué decirle para que se sienta comprendido y pueda expresar sus sentimientos. Es fundamental que confíen en nosotros y no se sientan atacados, ya que hemos de difundir el atmósfera adecuado para que empiecen a sincerarse.

 ¿Usted considera que el castigo no es la posibilidad para combatir el bullying? ¿Cómo hay que comportarse?
En No Bully entrenamos a las escuelas para que puedan poner posibilidad al problema, y lo hacemos a partir del método que llamamos equipos de posibilidad. Reunimos a estudiantes afectados por bullying con otros que puedan considerarse líderes positivos. Les explicamos qué es el bullying y les transmitimos que es un problema vivo en el colegio. Entre los componentes de este orden se encuentra la persona que realiza el bullying, y les hacemos pensar sobre qué pueden hacer y qué pueden dejar de hacer para terminar con esta situación. De esta modo los propios estudiantes  empiezan a encontrar soluciones. Nos volvemos a reunir con ellos una semana más tarde para ver su progreso y para que sigan aportando soluciones. Este método que hemos creado es uno de los más efectivos contra el bullying, ya que hemos conseguido erradicar el 90% de los casos.

¿Existe bullying entre los profesores? ¿Cómo se manifiesta?
Existe en todos los grupos, y esto incluye incluso a los profesores, entre ellos y con sus alumnos. Cuando un nuevo profesor ingresa en una escuela y, por lo tanto, en la sala de profesores, se comparte información. A menudo hablan mal de los estudiantes, incluso todavía de otros profesores a sus espaldas. Estas todavía pueden ser formas de bullying, ya que se crea cierta intimidación cerca de la persona criticada. Adicionalmente, muchas veces, la intimidación de los profesores cerca de los estudiantes se expresa cuando humillan o usan el sarcasmo con sus alumnos. Hay que considerar que los docentes son un maniquí a seguir para los alumnos y pueden rematar reproduciendo sus mismos comportamientos.

 ¿Cómo hay que comportarse para combatirlo? ¿De la misma modo que con los estudiantes?
No se debe comportarse de la misma modo que con los estudiantes. Frente a este tipo de situaciones es conveniente afrontarlo desde un punto de perspectiva mundial, que tiene que ver con la civilización de la escuela. Los colegios deben crear una civilización inclusiva para profesores, alumnos y sus padres. Hay escuelas que inciden en ello poniendo en marcha prácticas tan sencillas, como por ejemplo, preparar reuniones especiales cada viernes con comida y bebida. La civilización positiva se tiene que construir y es tan necesaria como apoyar en buenas condiciones las paredes y las aulas del edificio, ya que si no se cuidan,  al igual que sucede con las infraestructuras, empieza a deteriorarse. 

 ¿Qué opina de la serie Por 13 razones? ¿Considera conveniente que se hagan series y películas sobre el tema? ¿Cree que ayudan en realidad a combatir el bullying?
La primera razón por la cual se hizo esta serie está relacionada con el simple entretenimiento,  aunque todavía subyace la intención de concienciar sobre el bullying. A pesar de ello, bajo mi punto de perspectiva, se producen el impresión contrario, ya que puede lograr a incrementar los casos de suicidio de personas que se ven reflejadas en la situación de la protagonista. Estoy convencido de que es una consecuencia no deseada por parte de los creadores de la serie, y que su intención es totalmente la contraria, pero debemos ser conscientes de que son temas muy sensibles y hay que ir con mucho cuidado con las posibles consecuencias.


Si te ha gustado esta entrevista, no te pierdas la de Maria Zysman: “El Bullying se puede dar en cualquier ámbito donde los niños estén obligados a ir”.

Show CommentsClose Comments

Leave a comment