Skip to content Skip to sidebar Skip to footer

Muy probablemente, la mayoría de vuestros alumnos ya son usuarios de dispositivos vinculados de un modo u otro con las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC). Teléfonos, tabletas y ordenadores son solo algunos de los artilugios que les permiten conectarse entre ellos, conseguir información arreglado en Internet o incluso originar parte de esa información, como creadores de contenidos. Pero sus conocimientos tecnológicos, que muchas veces son superiores a los de sus mayores, no siempre van acompañados de una toma de conciencia sobre las consecuencias de un uso poco o carencia responsable de las TIC. Es una asignatura irresoluto en la formación de cada vez más personas, independientemente de si se encuentran en existencia de tomar una educación reglada y/o obligatoria, pero que sin requisa aún sigue sin encontrar un espacio educativo en muchas escuelas.

A continuación y teniendo en cuenta que, pese a su importancia, aún no existe una asignatura reglada, en educación obligatoria, que se ocupe de un tema de la importancia como el que nos ocupa, os apuntamos los motivos para, pese a todo, introducir una formación en ciberseguridad y en netiqueta, por otra parte de una serie de propuestas para trabajarla en el cátedra de forma transversal.

 

¿Por qué debemos formar a nuestros alumnos en ciberseguridad y netiqueta?

Lo ordinario del uso de estas tecnologías ha convertido a gran parte de la ciudadanía en nativos o inmigrantes digitales, no siempre conscientes de los riesgos que se corren cada vez que nos exponemos en la Red, tanto adentro como, sobre todo, fuera de la escuela; y muchas veces esto sucede a espaldas de los adultos que tienen alumnos a su cargo, que quedan ajenos por consiguiente a toda supervisión. Esto implica que vuestros alumnos se encuentran a menudo solos delante actitudes que distan mucho de las bondades que, incluso y por supuesto, ofrecen las TIC como utensilio informativa y comunicacional. Es el caso de las vulneraciones de la privacidad de los usuarios, de los ciberataques, capaces de colapsar instituciones escolares conectadas a la Red, o de casos, más preocupantes si cerca de, de acoso a través de la Red llevados a agarradera por personas ajenas al círculo íntimo de las víctimas, o incluso por parte de compañeros de clase. Situaciones desagradables cuanto menos, que pueden prevenirse en maduro o beocio naturaleza gracias a una formación en ciberseguridad y, incluso, en netiqueta, tal y como os desarrollamos a continuación:

  • Ciberserguridad: planteada desde una óptica estrictamente tecnológica, la ciberseguridad previene posibles ataques digitales contra nuestras bases de datos y dispositivos. Lo que implica que, ciñéndonos al ámbito escolar, este sea un aspecto de la seguridad en la Red que queda en manos de las instituciones educativas y de que estas sean conscientes de lo necesario de la existencia de un equipo destinado a la seguridad informática. Aunque, como vale más avisar que curar, muchos de los problemas derivados de fallas en la ciberseguridad de las escuelas pueden evitarse a partir de un buen uso de las TIC, empezando por las buenas prácticas resumidas en el futuro apartado.
  • Netiqueta: referida a la epíteto en la Red (Net en inglés, dando origen a este término), la netiqueta comprende las buenas prácticas en Internet en materia relacional, abarcando desde cómo relacionarnos a través de las RRSS hasta lo que debe tenerse en cuenta para escribir un correo electrónico, y incluso desde un punto de panorama informativo. Conocer qué webs pueden ser más o menos seguras para sus usuarios, o las consecuencias que puede tener para nuestros ordenadores el aceptar el uso de cookies al entrar en una página, son solo algunas de sus utilidades.

 

Cómo introducir las buenas prácticas digitales en el cátedra

Ahora adecuadamente ¿cómo podemos introducir una educación en ciberseguridad y netiqueta en el cátedra? Pues a través de una serie de competencias que podéis trabajar de forma más o menos transversal en vuestras clases. Son las siguientes:

  • Concienciad a vuestro alumnado de los riesgos que implica navegar por Internet, sin carestia de cargar las tintas sobre las zonas oscuras de una utensilio que puede serles beneficiosa en muchos aspectos. El uso de antivirus o el enterarse a quién asistir adentro del centro, en el caso de que se detecte alguna anomalía en la Red de la escuela, es un primer paso alrededor de una tranquilizadora toma de control para el alumnado.
  • Alfabetizad digitalmente a vuestros alumnos, incluyendo otras alfabetizaciones como la informacional o la mediática. De este modo podrán identificar las páginas web de dudosa seguridad o, en el mejor de los casos, cultivarse a descubrir los intereses que ocultan muchos de los rudimentos que pueden encontrarse en Internet, desde pop-ups hasta ofertas especiales que no son sino un arponcillo para obtener poco más.
  • Poned en actos muchos de los principios de la Netiqueta a través de actividades que comprendan el uso de las TIC, exponiendo así, y de forma actos, cómo determinadas formas de hablarse a través de la Red pueden dar superficie a malentendidos o ser directamente ofensivas para quien vaya a tomar el mensaje.
  • Formaos a vosotros mismos, ya sea bajo el paraguas de vuestro centro educativo o por vuestra cuenta. Pensad que muchos de vuestros alumnos probablemente conocen más y mejor que vosotros el funcionamiento de estos dispositivos, por lo que una formación constante en este sentido es la única forma de no perder comba en un mundo, el tecnológico, en cambio continuo.

¿Trabajáis cuestiones como la ciberseguridad o la netiqueta en vuestros centros educativos? ¿De qué forma lleváis a agarradera esta formación? Compartid vuestros métodos con nosotros, así como este post con vuestros contactos.

Para enterarse más:

Vídeo: Conferencia: Ciberseguridad: retos y riesgos de una sociedad digital, por Ramsés Gallego.

Extracto: Las 10 reglas básicas de la Netiqueta, por Virginia Shea.

Fragmento: Los principios de la Netiqueta, por David Chiles.

Show CommentsClose Comments

Leave a comment