Skip to content Skip to sidebar Skip to footer

Desde este lunes se celebra la Semana Europea de la Reducción de Residuos, una iniciativa centrada en las tres célebres R: Reducción, Reutilización y Reciclaje. Siguiendo los Objetivos de Desarrollo Sostenible, la escuela debe sensibilizar en todas las etapas educativas.

Niños reciclando para ilustrar la semana europea de la reducción de residuos

Como seguramente sabrás, la reducción de residuos debe ser la prioridad frente a la reutilización y el reciclaje. Sin embargo, es importante educar en esas tres R y hacerlo con recursos diferentes, que promuevan el consumo sostenible y la economía circular.   

6 recursos para educar en la reducción de residuos

La reducción de residuos debería ser un contenido transversal, tratado de forma específica en diferentes edades y vinculado a competencias clave. Por eso, queremos recordarte 6 recursos sencillos para hacerlo en el aula, aprovechando esta Semana Europea que traspasa las fronteras del continente.  

En etapas iniciales, las manualidades son una herramienta educativa muy efectiva. Por una parte, aprovechas una infinidad de beneficios que en sí mismo tienen. Por otra, enseñas el valor del reciclaje de manera lúdica y muy visual.

Una mirada creativa sobre objetos cotidianos te ayudará a enseñar que los residuos pueden tener una nueva vida. Por ejemplo, para hacer objetos de decoración, o convertir los tubos de cartón de tanto papel higiénico comprado en fantásticos dinosaurios.   

Como decíamos respecto a las manualidades, la mejor forma de aprender e interiorizar valores y hábitos es con la práctica. Por eso, si además de ayudarnos a tener más información, los libros nos empujan a actuar, estaremos más cerca de nuestro objetivo. 

Eso proponen esta serie de libros en la colección “Salvemos el planeta” de VV Kids y titulados ¡Gira la rueda y salva la tierra! donde cada capítulo incluye una rueda giratoria. Podrás girarla y decidir qué hacer en cada caso, y después girar la página y comprobar cómo cambian las cosas en función de tus decisiones

  • La escuela de la reducción

La educación en un consumo responsable es uno de los grandes retos de la actualidad. Frente a la explotación desmesurada de los recursos, la escuela puede ser un lugar perfecto para educar en ese aspecto.

Por eso, la reducción de residuos tiene que tener en cuenta también los residuos invisibles. Busca cuestionarios como este y organiza una actividad en la que primero sean conscientes de sus hábitos de consumo

Después, pon en común las respuestas en clase para organizar un debate entre distintos tipos de consumidores. Para recapitular y cerrar la actividad, se consensúa una definición de consumo responsable y sostenible

  • Documentales inspiradores

Los recursos audiovisuales de calidad juegan un papel importante en la sensibilización respecto a la reducción de residuos, como paso previo a cualquier actividad. Especialmente aquellos, como Camboya: una escuela hecha de basura que lo tratan desde la perspectiva de la propia escuela.

  • Visitas a plantas de reciclaje

Una experiencia muy educativa es una visita a una planta de reciclaje, para ver aquello que suele escapar a nuestros ojos cuando consumimos y desechamos en nuestro día a día. No olvides prepararla con antelación, especialmente con preguntas interesantes: ¿dónde va a parar este o aquél objeto? ¿Cuántos residuos recibe al día?  

A partir de conocer otros proyectos y asociaciones, puedes organizar el tuyo. En la lucha por la reducción de residuos la lección de aprender a hacer un huerto es maravillosa. ¡Y no sólo porque es muy efectivo para despertar conciencia medioambiental

El propio proceso involucra todas las competencias clave, promueve el aprendizaje cooperativo y fomenta una alimentación saludable. Investiga la experiencia de otros proyectos y échale un vistazo al cuaderno De la huerta a la escuela.       

¡Cuéntanos tus ideas para sensibilizar sobre la reducción de residuos!

Show CommentsClose Comments

Leave a comment