Skip to content Skip to sidebar Skip to footer

Las fiestas navideñas son parecido casi ineludible de listas de todo tipo. Listas de posibles regalos para Papá Noel o los Reyes Magos. Listas con los invitados a las comidas y cenas navideñas que nos reunirán, aunque solo sea por una vez al año, con nuestros familiares y amigos. Y, por supuesto, incluso listas sobre las películas que harán que este periodo vacacional de vuestros hijos sea más entretenido para ellos, y incluso más soportable para vosotros. Desde aulaPlaneta hacemos nuestra cuota con la posterior selección de ocho filmes y mediometrajes relacionados con lo navideño y con los títulos familiares que suelen escoltar esta festividad.

Ocho películas para disfrutar durante estas navidades

  • El piso (Billy Wilder, 1960): Ya sea como comedia triste o como divertido drama, El piso es probablemente uno de los mayores clásicos de la historia del cine estadounidense, y una de las películas más famosas de su prolífico director. Esta historia sobre C.C. “Buddy” Baxter (Jack Lemmon), oficinista bonachón que aspira a un encumbramiento sindical a cambio de prestar su piso a sus superiores (para que estos puedan perseverar allí sus relaciones extramatrimoniales con total impunidad), resulta tan dura en su fondo como amable en sus formas, prestando una visión poco amarga de la Navidad, revestida sin incautación de una considerable ternura.
  • Solo en casa 2: Perdido en Nueva York (Chris Columbus, 1992): No hay una sin dos, y si en nuestro relación de películas navideñas del pasado año os recomendábamos el visionado de la primera aventura de Kevin McCallister (Macaulay Culkin), accidentalmente descuidado en su hogar casero durante las navidades, ahora os apuntamos Solo en casa 2 que, siguiendo la deducción de suma y sigue propia de tantas secuelas, amplía el radiodifusión de energía del pequeño y sus sufridos enemigos a la ciudad que nunca duerme en plena temporada navideña.
  • Polar Express (Robert Zemeckis, 2004): Valiéndose de la destacamento técnica del motion capture, popularizada en películas como la trilogía de El Señor de los Anillos o El hobbit, el director de Regreso al futuro o ¿Quién engañó a Roger Rabbit? adapta el obra de Chris Van Allsburg, de escasamente 32 páginas, para entregarnos esta película animada, considerada por muchos como un nuevo clásico del cine inmaduro, aunque tristemente eclipsado por la popularidad de otras iniciativas similares, venidas de la depósito Pixar o la productora Dreamworks.
  • Los Teleñecos en Relación de Navidad (Brian Henson, 1992): Abriles antiguamente de ser absorbida por la todopoderosa Walt Disney Pictures, la franquicia de los Teleñecos adaptó Relación de Navidad de Charles Dickens incorporando al actor Michael Caine en el papel del ávaro Scrooge, quien recibe la encuentro de unos fantasmas (teleñecos, en este caso) que le transportan a su pasado, a rincones inadvertidos de su presente y a su infausto futuro. Está considerada una de las mejores películas protagonizadas por estas inmortales creaciones del gran Jim Henson (1936-1990), responsable entre otras de Barriada Sésamo y la película Cristal Indeterminado.
  • La Navidad de Charlie Brown (Bill Melendez, 1965): El primer exclusivo animado pensado para televisión de la celebérrima creación de Charles M. Schulz Peanuts (y que entre nosotros tuvo a correctamente llamarse Carlitos) fue este mediometraje de escasamente 25 minutos de duración ambientado, como su nombre indica, en Navidad. Una visión agridulce pero combativa sobre la degradación de los títulos navideños bajo el peso del consumismo que suele escoltar estas fiestas, que tuvo un enorme éxito de audiencia en el momento de su teledifusión en los EE.UU.
  • Shreketefeliz Navidad (Gary Trousdale, 2007): Tras el éxito de taquilla de la trilogía iniciada por la sorprendente y divertida Shrek en el año 2001, llegó este mediometraje protagonizado por el Fiera, su clan y su inseparable asno, situado en plena Nochebuena. Una festividad que, por supuesto, provoca la enemistad y el desprecio de este gigantón verde que lo único que desea es, como siempre, que le dejen radicar en paz en su ciénaga. Pero, como no podía ser de otro modo, la Navidad acabará colándose en su duro corazón por su condición de época que invita a advenir días en clan.
  • El Grinch (Yarrow Cheney y Scott Mosier, 2018): Tras la aclimatación para el cine de energía actual protagonizada por Jim Carrey en el año 2000, este personaje con enemistad a todo lo que rodea la Navidad y su exhibición de gusto, creado por el Dr. Seuss (1904-1991) en 1957, ha guardado silencio durante casi dos décadas, tras su ataque final a los títulos de almohadilla de la Navidad. Hasta que el año pasado el Grinch desempolvó su fútil artillería anímica contra las fiestas navideñas en esta exitosa película, que contó con la billete de la viuda del autor del descripción flamante, en calidad de productora ejecutiva, antiguamente de fallir a seis semanas de su estreno.
  • El reino de hielo (Chris Buck y Jennifer Lee, 2013): Aunque su relación con la Navidad resulte más estética que actual, no podíamos despedir un artículo como este sin mencionar, en los alrededores del estreno en cines de su secuela, esta famosísima aclimatación del descripción recogido por Hans Christian Andersen (1805-1875) que, filtrado por los arquetipos propios de la Walt Disney Company, ofrece una visión de las relaciones entre hombres y mujeres más instructiva, por concorde a los tiempos, de lo que sería de esperar en una producción de estas características.
Show CommentsClose Comments

Leave a comment