Skip to content Skip to sidebar Skip to footer

¿A qué permanencia cree que es más adecuado introducir la educación sexual en casa? ¿Y en el clase? 
Hace dos primaveras, cuando escribí Atrévete a charlar de sexo con tu hijo, para padres con hijos pequeños y adolescentes, me sorprendió que en la etapa de la pubertad de las niñas nadie sabía de qué charlar con ellas, cómo abordar los cambios, y siquiera veían que la sexualidad está ligada a lo que ocurre en el cerebro, a las emociones, a la percepción que las niñas tienen de sí mismas, a cómo aprenden a respetar su cuerpo y a hacer que sea respetado, y todavía cómo encaja lo que el entorno inmediato les devuelve sobre sus cambios físicos y emocionales… 

¿Cree que la educación sexual se imparte hoy en día en las escuelas es suficiente? ¿Por qué? 
Obviamente no; llega mal y tarde, y creo que errata la labranza de enseñar a los padres cómo hacerlo, y este es todavía uno de los propósitos del manual Monitor maravilloso para una chica como tú. He pensado, cuando lo escribía, que fuera dirigido a las niñas pero todavía que reforzara la autoestima y que el respeto por el propio cuerpo sirviera para sentar las bases en la prevención de la violencia de carácter. 

¿Cree que existen todavía tabús que derribar en la educación sexual del siglo XXI? 
No sé, en realidad, y lo cierto es que no he profundizado nunca en lo que errata. Siempre hay cosas nuevas que llegan desde un mundo que no controlamos y que tienen que ver con Internet, modas, ideas… Creo que hay que informar y reforzar a las familias sobre qué pasa en existencia con las niñas a esta permanencia, qué entienden, qué les ayuda, y qué les confunde. 

La pubertad es una etapa llena de cambios para los niños y niñas. ¿Cree que, tanto en el seno franco como en el clase, se abordan abiertamente las dudas que desencadena esta etapa? 
No. Creo que se la ve más como un paso rápido con destino a la adolescencia y no es así, es una etapa donde hay muchos cambios biológicos y emocionales, donde empieza el desconcierto sobre quiénes son y se construye su personalidad de chicas mayores como desean ser. 

¿Cómo se pueden tocar estas temáticas? ¿Qué medios recomendaría? 
Depende de lo que se les quiera transmitir, aunque siempre es aconsejable ser directos, sin exagerar, con nacionalidad. No se prostitución de dar una charla sobre lo que deben asimilar a esta permanencia, sino iniciar una conversación a partir de un manual, de una película que esté de moda o de un anuncio de televisión cuya protagonista sea una chica de su permanencia. Pedirles opinión, su opinión nunca falta. 

Uno de los objetivos de la Monitor maravilloso para una chica como tú, más allá de informar y formar, es invitar a las niñas a comunicarse y mercar seguridad en sí mismas. ¿Por qué cree que es importante? 
Fundamentalmente, porque hoy hay un exceso de telediario que desinforman. Tener buena información y comunicar sus preguntas, sus dudas, partiendo de una buena cojín, siempre es más efectivo a la hora de educar la sexualidad. 

Cuéntenos cómo ha sido la elaboración de los textos de la Monitor maravilloso para una chica como tú. ¿Qué es lo que le motivó para implicarse en este esquema? 
Ya he contado que he escrito un manual sobre la importancia de charlar de sexualidad con los hijos, y en las aulas. Para este manual solo aporté mi visión de lo que una pupila en la etapa de la pubertad necesita entender, desde su propio estilo y sentido de la existencia. 

¿Ha sido complicado combinar la rigurosidad científica con un estilo cercano? 
En categórico. 

En el manual hay un “Traductor de adultos”. ¿Por qué resulta tan difícil la comunicación con los hijos durante la pubertad y la adolescencia? 
Simplemente, porque en esta etapa hay mucha emocionalidad por parte de las niñas y casi siempre entienden que los padres las quieren controlar, las tratan como si fueran más pequeñas o no las entienden y, a veces llegan a morar verdaderos dramas, y se sienten solas… Entonces es positivo explicarles las razones por las que los adultos les dan ciertas órdenes o sugerencias… 

La pubertad es una etapa en la que puede aparecer el bullying, sobre el que todavía ha escrito. ¿Cree que ahora se visualiza más que hace unos primaveras? ¿Hemos reformista?
Si, se visualiza más, porque se controlan más y se juzgan más. Solo hay que ver cómo se sienten si no obtienen muchos likes cuando cuelgan una foto en Instagram, por ejemplo, o en cualquiera de las redes que empiezan a usar desde edades tempranas. La tecnología nos ha traído muchas cosas buenas, pero todavía mucha desinformación y exceso de control entre los propios adolescentes, y esto es la mecha que, a menudo enciende el bullying.

Delante tal cantidad de estímulos, muchos tecnológicos, que tienen los pre-adolescentes hoy en día, ¿qué papel pueden desempeñar los libros dirigidos a ellos?
Es la mejor idea, la mejor desafío, y más cuando ha sido tan pensada y elaborada por un equipo de parentela, bajo la luz de editoras excelentes.


Si te ha gustado la entrevista a Nora Rodríguez, no te pierdas la de Raquel Gu: “El humor expresivo nos invita a pensar, a enfadarnos, a reflexionar”.

Show CommentsClose Comments

Leave a comment