Skip to content Skip to sidebar Skip to footer

¿Qué son las redes socioeducativas?
En el género de investigación en el que trabajo, PSITIC (Pedagogía, Sociedad e Innovación  con el apoyo de las Tecnologías de la Información y la Comunicación), entendemos las redes socioeducativas como unas estructuras organizativas donde los diferentes agentes educativos de un entorno, de una comunidad o de un departamento se ponen en contacto y trabajan de forma conjunta para poder dar respuesta a los retos que tienen que ver con el éxito escolar, con la cohesión social o con la alivio del ocio saludable de los jóvenes del departamento.

¿Qué caracteriza estas redes socioeducativas?
Acostumbran a ser redes muy vinculadas a un departamento, a un extrarradio, a una población, a una comunidad… Igualmente son redes sostenibles, es proponer, que van dando respuesta en el tiempo a los retos que se plantean; redes orientadas a la entusiasmo no solo para sentarnos y musitar de cómo tendrían que ser las cosas, sino redes que generan un cambio respecto a los objetivos que nos planteamos.

¿Se pueden confundir con otro tipo de redes?
Sí, es cierto que a veces la familia deje de redes educativas y no son redes en las que colaboren todos los agentes de un departamento, sino que son redes en las que se agrupan, por ejemplo, los maestros de una serie de escuelas, redes orientadas a la alivio profesional… Esto no sería lo que se entiende como red socioeducativa, pero creo que es un maniquí de redes que, poco a poco, se convierten en redes más puras, más interdisciplinarias y que igualmente pueden ser válidas.

¿Por qué es tan importante el trabajo en red en la educación?
Somos conscientes que, hoy en día, vivimos en una sociedad compleja, líquida, que está globalizada y con retos multivariables. Entonces, en un contexto enrevesado, cultivarse a dar respuestas simples, es un error. Por lo tanto, la educación que es una tarea social que se ubica en este contexto, igualmente tiene que conocer dar respuestas complejas. Si los retos o los problemas son complejos, las respuestas nunca pueden ser simples.

¿Y las redes socioeducativas pueden ayudar a dar respuesta?
Sí. Pienso que el trabajo en red facilita este tipo de respuesta compleja porque pone en grupo muchas variables, muchos agentes, muchos participantes, personas, entidades, organizaciones y, por lo tanto puede articular respuestas que desde una posición sola, la del experto, el trabajador social o el psicólogo solo, no se puede dar. Así pues, el trabajo en red permite un derivación de los retos, de las micción socioeducativas lo más vivo posible porque la verdad es multivariable y compleja.

¿Qué agentes educativos pueden participar en las redes socioeducativas?
Yo diría que todos, es proponer, es importante entender que muchos de nosotros hacemos tareas educativas. Evidentemente, están los profesionales del ámbito más formal -los maestros, los profesores, las personas que trabajan en una escuela, instituto, universidad…- pero igualmente tenemos profesionales del ámbito no formal -el mundo del ocio, la animación sociocultural, el deporte, la civilización…- y la educación informal -los medios de comunicación, la humanidades, la policía, el mercado municipal…-. Adentro de este universo educativo está la educación formal con la intención más propiamente educativa y muy regulada; la educación no formal con intención educativa no tan regulada y la informal donde la educación no es la principal finalidad pero, finalmente, igualmente acaba educando.

Entonces, todos podemos formar parte de estas redes socioeducativas.
En la medida que todos queramos, podamos o tengamos consciencia de nuestra corresponsabilidad en educación, tiene sentido que podamos formar parte de estas redes. En función de lo que quieras ir respondiendo, será más liviana integrar a unos u otros actores. En la ahora, la policía municipal participa en muchas redes educativas, igualmente psicólogos, maestros, pediatras…

¿Cómo podemos construir estas redes de trabajo?
Dando espacios para que puedan suceder. A veces nuestro rol profesional como maestros, trabajadores sociales, educadores… no contemplan que haya unos espacios de concurrencia con otros profesionales. Si pensamos en el experto, en el interior de sus seis, siete u ocho horas laborales, no está previsto que tenga unos momentos para desplazarse y ponerse en contacto con otros agentes, sino que su horario está muy enfocado a un grupo-clase, a la didáctica, a la programación, a desarrollar el día a día.
Luego, para que se pueda dar el trabajo en red hace desatiendo que los futuros profesionales permitan, planteen y entiendan que el trabajo en red quiere proponer encontrar espacios para que nos sentemos juntos con personas diferentes.

¿Es necesario tener en cuenta algún otro negociador?
Otro aspecto que es importante, es suscitar confianza. En el momento que yo veo en el otro un competidor, una posible intrusión profesional, este trabajo en red se dificulta. En cambio, en el momento que yo entiendo que estamos para complementarnos y que hay confianza, eso facilita que nos atrevamos a mucho más, a relacionarnos.
Igualmente son necesarios los buenos liderazgos, en cualquier nivel, desde políticas educativas hasta personas que puedan liderar estas redes. El tipo de liderazgo tiene ser poco jerárquico, mucho más distribuido, participativa, relacional…

¿En qué principios se basan las redes socioeducativas?

En el principio de corresponsabilidad, los diferentes agentes que forman parte de la red, sea una persona del mundo del comercio, de la policía municipal, del mundo cultural o del escolar, siente que hay una responsabilidad compartida respecto a eso que nos planteamos.
La colaboración es otro de los nociones fundamentales de las redes, es proponer, que nuestra relación sea de colaboración y dé respuesta a un combate compartido. La proximidad, son redes que responden a retos que tenemos cerca, que los entendemos, que no nos vienen dados, que hay una condición concreta a la cual tenemos de dar respuesta. 

¿Alguna más?
La horizontalidad, la relación ha de ser horizontal tanto como sea posible. La transversalidad, trabajamos conjuntamente para unos objetivos comunes. La educación tiene que atravesar todos los campos de entusiasmo. Igualmente hablamos de proactividad, es proponer, las redes se tienen que construir, no solo porque haya habido algún problema, sino porque sea sostenible. Luego, se tiene que ser proactivo para conocer cuáles serán los siguientes pasos, qué planificación tengo a medio o espacioso plazo…

¿Hay alguna aparejo para ayudar a formar estas redes socioeducativas?
Sí, en el género de investigación validamos un herramienta para poder analizar y seguir las redes educativas. Este herramienta ha ido evolucionando con los abriles y actualmente hablamos de NetEdu Project. Este es un esquema que pretende poner en red a diferentes agentes educativos y darles una aparejo para poder evaluar cómo están funcionando ellos como red. 

Interesante…
El NetEdu Project tiene concretamente dos herramientas: una que ayuda a las escuelas a ver cómo de capaces son de desaparecer y conectarse con el entorno; y otra que ayuda a analizar las redes socioeducativas, cómo estoy y cómo puedo funcionar. Como género de investigación esta aparejo nos ha ayudado a sistematizar todos estos principios que acompañan a las redes.

¿Esta forma de trabajar influye en la equidad y en la calidad educativa? ¿Por qué?
En educación nos tenemos que desarrollar siempre estos dos polos complementarios y necesarios. Yo creo que sí, que la red, ciertamente, es más fiador de dar estas dos respuestas. Por un costado, porque defendemos que el trabajo en red tiene sentido porque rebate más y mejor a los retos educativos y luego, a la calidad. Trabajamos conjuntamente porque creemos que lo podremos hacer mejor. A la vez, detrás de esta calidad pienso que hay una saco ética que garantiza la equidad. I ciertamente, trabajar en red quiere proponer trabajar con familia muy diversa y de forma que es mucho más liviana que se pueda atender a la riqueza.

No es lo mismo asaltar un combate de forma individual que con diferentes profesionales de distintos perfiles…
La ojeada que puede aportar el psicólogo, el trabajador social, el experto o el pediatra seguramente nos garantizará que no nos olvidamos de la población desvalido por ser recién llegado, por NEE, por trastorno de conducta… Es proponer, el hecho que muchos perfiles se reúnan garantizan que cada uno velará y no se olvidará del sesgo que podríamos tener si solo nos posicionamos individualmente. Aún así, creo que tenemos que poner un foco peculiar en la equidad, porque es verdad que es la que, a veces, puede permanecer perjudicada a pesar que yo entiendo que las redes pueden dar más garantías.

¿Por qué hay tantas reticencias de rasgar la escuela?
Yo creo que en la escuela ha habido diferentes etapas pero ahora mismo está un poco colapsada y lo podemos ver con todas las presiones que está viviendo en la situación coetáneo del Covid-19: que si la escuela da muchos deberes y los padres no damos abasto, que si la escuela da pocos deberes y los padres no tienen a los niños ocupados, que si da deberes pero los hijos no pueden ser autónomos para hacerla… De alguna forma, yo creo que la escuela, a veces, vive con tal sensación de exigencia, presión y crítica que adopta una postura de defensa.
La escuela, igualmente, tiene resistencia a desaparecer porque venimos de una civilización profesional muy estanca y poco interconectada. 
Luego, yo creo que hay un tema de autodefensa y un tema de desconocimiento de las oportunidades que tenemos fuera. 

¿Pero no se observa ningún cambio?
Sí, yo creo que se van produciendo cambios. Ha habido movimientos que han puesto en red a las escuelas como Escola Nova 21, Escuelas para el cambio, la red de competencias básicas… Todos estos movimientos hacen que la escuela se plantee desaparecer a otras escuelas y agentes.

Para conseguir todo esto, qué capacidades y competencias se han de desarrollar?
Es secreto el trabajo en equipo, la cooperación, la colaboración, el inspección de la interdependencia y la confianza relacional.

¿El ApS podría ser un ejemplo de trabajo en red?
Yo diría que el ApS está muy en formación, aunque esta metodología tiene una relación entre dos agentes: una escuela, instituto o una universidad que colabora con una institución como puede ser una casal de abuelos, una prisión…

¿Nos podría poner algún ejemplo de red socioeducativa?
Un ejemplo de trabajo en red podría ser un esquema de ciudad o proyectos educativos de extrarradio, redes educativas locales… Todos estos son proyectos que ponen a diferentes agentes del departamento a trabajar para un mismo objetivo, hay como más riqueza.
Hay una experiencia en un extrarradio de Barcelona llamado Interxarxes que lo que hacen es reunirse todos los profesionales del ámbito educativa que inciden en los jóvenes en situación de aventura y vitalidad mental y cada vez hablan sobre uno de estos casos para ver entre todos qué derivación se está haciendo. Es una red que se ardor de construcción del caso.

El trabajo en red requiere, como admisiblemente ha dicho usted, la colaboración de muchos profesionales que están en contacto con niños y jóvenes. ¿Cómo se asume a nivel de medios económicos? 
Uno de los problemas del trabajo en red es que tiene una gran dosis de voluntariedad, en la cual los profesionales se reúnen fuera de su horario profesional. Y eso no es sostenible. Luego, creo que económicamente se tendría que sustentar contemplando que en las tareas de estos profesionales haya unas horas, que pueden ser solo dos horas a la semana, para encontrarse y permitir tolerar a acabo estas tareas. Todo esto requiere un cambio en la ordenamiento en el interior del centro educativo, de forma que se puedan liberar horas para esta función, entendiendo que aporta unos beneficios. 

¿Es factible?
Interxarxes llevó a agarradera un estudio de coste-beneficio que avala que con el trabajo en red, aunque de entrada se ve esta dificultad económica y de coordinación, finalmente tiene unos beneficios porque igualmente genera un bienestar en los profesionales que se sienten más acompañados. Luego tiene que acaecer una postura organizativa y, seguramente, una postura de medios económicos. Aunque no se prostitución de un tema de más inversión sino de mejor trámite en el interior de las organizaciones, de optimizar los medios que tenemos. Por eso los liderazgos son tan importantes.

¿Qué retos educativos cree que se deben conseguir de cara al año 2030?
Uno de los retos sería que fuéramos capaces de entender la educación como un ecosistema en el que intervienen muchos agentes y en el que tenemos que alentar esas relaciones para trabajar vinculados. Mucha veces en educación o en reformas educativas hemos puesto el acento en encontrar herramientas, estrategias, metodologías, didácticas, leyes… y nos olvidamos de poco tan esencial como es el componente relacional.
En definitiva, creo que en 2030 tendríamos que conseguir que el trabajo en red en educación progrese y que la red de corresponsabilidad educativa sea vivo, que la trámite de la educación sea como un ecosistema en el que intervienen diferentes agentes y que se vaya sistematizando y haciendo verdad.
Pienso que si lo logramos, tendremos mejores resultados.


Si te ha gustado la entrevista a Mireia Civís, no te pierdas la de Carles Barba: “La igualdad educativa se lucha más fuera que en el interior del cátedra”.

Show CommentsClose Comments

Leave a comment